Aunque tradicionalmente se han utilizado en fachadas de arquitectura tradicional, actualmente también se fabrican con diseños modernos, materiales diversos y un amplio abanico de acabado y colores para adaptarse a cualquier estética o estilo arquitectónico. Ahora veamos diferentes posibilidades para que os hagáis una idea de su versatilidad. Os dejo enlaces a las web de varios fabricantes de mallorquinas en las que podéis comprar persianas como las de las imágenes y conocer los precios de persianas mallorquinas.

· Persianas mallorquinas de aluminio.

Este fabricante pone a tu disposición mallorquinas de lamas fijas o de lamas orientables. Se fabrican a medida para que se adapten a la perfección a cada hueco. Tienen un amplio catálogo de colores y acabados de imitación madera.

· Persianas mallorquinas de madera.

Este tipo de persianas permiten un control óptimo de la luz y de las corrientes de aire, son muy elegantes y se adaptan muy bien a fachadas tradicionales, aunque también las puedes encontrar con diseños modernos para adaptarlas a cualquier tipo de edificio. Existen múltiples posibilidades según el tipo de ventana a la que tengan que adaptarse, por eso las encontrarás abatibles, correderas, plegables,… El número de hojas también dependerá de cada caso en particular. Sigue el enlace anterior para ver todo el catálogo de mallorquinas y contraventanas de esta empresa.

· Persianas mallorquinas de pvc.

Algunas de las ventajas principales que ofrecen son su robustez, su resistencia a los agentes atmosféricos externos y que no necesitan mantenimiento. Además, son aislantes gracias a la baja conductibilidad de este material y mantendrán la temperatura adecuada en tu hogar tanto en verano como en invierno.

· Persianas mallorquinas correderas.

Si pensabas que para tus ventanas correderas tendrías que buscar otra solución, ya ves que estas persianas también se adaptan a la perfección a este tipo de ventanas.

· Mallorquina autoblocante.

Este modelo de lamas autoblocantes asegurarán la tranquilidad y bienestar de tu hogar. Entre sus ventajas destacan su capacidad de ocultar grandes superficies y de rentabilizar al máximo el espacio.